Brasil inicia estudios para otro ducto de etanol destinado a la exportación

La petrolera Petrobras, en una ceremonia encabezada por el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, anunció el inicio de los estudios de viabilidad para la construcción de una tubería de 920 kilómetros destinada al transporte de etanol para la exportación.

La petrolera Petrobras, en una ceremonia encabezada por el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, anunció el inicio de los estudios de viabilidad para la construcción de una tubería de 920 kilómetros destinada al transporte de etanol para la exportación.

El ducto podrá conectar las plantas de producción de etanol de Mato Grosso do Sul, estado en el centro-oeste de Brasil y fronterizo con Bolivia y Paraguay, con el puerto de Paranaguá, en el estado de Paraná y sobre el océano Atlántico.

“El protocolo firmado hoy es un aliento extraordinario y nos da un gran potencial porque, a partir de Paranaguá, podemos enviarle etanol a todo el mundo”, afirmó el jefe de Estado en la ceremonia.

La obra, en caso de que sea ejecutada, será la segunda de este tipo en Brasil, el mayor productor y exportador mundial de etanol carburante destilado de caña de azúcar.

Petrobras firmó en febrero pasado un acuerdo con la japonesa Mitsui y con la contratista brasileña Camargo Correa para construir un primer ducto destinado a transportar etanol, el combustible que ya mueve gran parte de la flota nacional.

La primera tubería será tendida entre Goias (centro) y Sao Paulo (sudeste) y permitirá colocar el etanol procesado por estos dos importantes estados productores de caña de azúcar en el mayor mercado consumidor de Brasil y en un local próximo al principal puerto del país.

El proyecto para la nueva tubería fue objeto de un acuerdo de cooperación firmado hoy en Foz do Iguacu por el presidente de Petrobras, José Sergio Gabrielli, y los gobernadores de Mato Grosso do Sul, André Pulcinelli, y Paraná, Roberto Requiao.

Las tres partes se comprometieron a trabajar en los respectivos estudios de viabilidad económica y técnica del ducto.

La ceremonia fue encabezada por Lula, que desde que asumió su primer gobierno, en enero de 2003, viene impulsando una campaña para promover la producción y el consumo mundial de etanol como combustible alternativo a la gasolina, menos contaminante y que puede favorecer a miles de agricultores en los países en desarrollo.

Según el mandatario, pese a que “el mundo se resiste mucho a usar etanol por ser un producto nuevo”, la actual escalada de los precios del petróleo y las exigencias del Protocolo de Kioto terminarán obligando a todos los países a adoptar el combustible.

“La Unión Europea tiene que cumplir la meta que se impuso para el 2020 de mezclar su gasolina con hasta un 10 por ciento de etanol. Y cuando llegue el momento tendrá que decir a cuál país se lo van a comprar”, afirmó.

“Y ningún otro país tiene tanto potencial como Brasil. Por eso nos estamos preparando con estos ductos para que Brasil sea un país de punta no sólo en la producción, sino también en la exportación de etanol”, agregó.

Según Petrobras, los resultados de los estudios de viabilidad para la construcción de una segunda tubería podrán ser conocidos en unos 90 días.

“Nuestra idea es tener una logística de exportación a costos competitivos y aprovechar las oportunidades de mercado generadas por el potencial de uso del etanol excedente en Mato Grosso do Sul”, dijo por su parte el ministro de Minas y Energía, Edison Lobao.

Fuente: Invertia (pe.invertia.com)


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*