Visión ecológica de IBM en las palabras del Vicepresidente de Energía y Utilities de la compañía



Visión ecológica de IBM: ahorro energético, energías verdes, energías renovables

Visión ecológica de IBM en las palabras del Vicepresidente de Energía y Utilities de la compañía. Ahorro energético, energías renovables, cambio climático

Brad Gammons, vicepresidente global de Energía y Utilities de IBM, nos acerca a la visión más ecológica de esta compañía. Su compromiso más firme es acercar su ‘Red de distribución inteligente’ a los departamentos de TI de las empresas responsables de abastecer de electricidad, agua o gas a todo el planeta.

Visión ecológica de IBM: ahorro energético, energías verdes, energías renovables

La preocupación por el cambio climático se ha extendido y las primeras medidas de choque ya están siendo asumidas por múltiples sectores, pero si alguno acapara una atención especial es el de las utilities y suministradores de energía, obligadas a agudizar el ingenio en la búsqueda y perfeccionamiento de energías renovales.

Precisamente, este sector ha de esforzarse en la eficiencia energética desde la base, tratando de ahorrar kilovatios/hora en sus centros de datos, por ejemplo. IBM está comprometida con las compañías de energía eléctrica, agua y gas para ofrecerles soluciones concretas, adaptadas a la actividad de las encargadas de cubrir nuestras necesidades más básicas en el hogar o en las empresas.

Una de las particularidades de las utilities es que administran cantidades ingentes de datos de clientes e información confidencial con datos bancarios que debe estar sujeta a los más elevados niveles de seguridad, según comenta Brad Gammons, vicepresidente global de Energía y Utilities de IBM. En este sentido, explica que “son muy importantes los tiempos de respuesta y se necesitan máquinas fiables para los procesos de información 24/7, muy parecido a otros sectores como la banca, con la diferencia de que estas entidades trabajan con redes muy distribuidas y los datos de las utilities no se refieren sólo a clientes, también a estado de dispositivos físicos, switches, etc.”.

El mercado energético europeo afronta una etapa de desregulación que supone un reto, con la entrada en el escenario de las energías renovables en un ámbito más abierto a la competencia. “El sector se enfrenta a una época de cambio, en el que habrá que tener muy en cuenta la separación del negocio de producción (fuentes de energía, generadores…) y el de distribución y soporte, con un equipamiento acorde a estos requerimientos”, afirma Gammons, que explica que ese paso ya se dio hace tiempo en Estados Unidos, donde un ejemplo a seguir es California.

Así se favorece la concentración de empresas en un sector muy maduro, también en la Unión Europea, que afronta un nuevo escenario de regulación que se está viendo fortalecido, especialmente en países como Holanda y Reino Unido, donde “las normas eran bastante livianas”, según comenta Antonio Pires, director del sector Energía & Utilities de IBM para el Suroeste de Europa.

Simplificar procesos

El sector energético tiene en su mano afrontar retos importantes en una época en la que prima la ecología y la protección del medio ambiente, como por ejemplo buscar alternativas, energías renovables que contaminen menos. “Un departamento de TI verde que despliega recursos ecológicos supone simplificar los procesos para conseguir energías más limpias, como la solar o la eólica, porque se gestiona mejor la creación de esta energía con unos sistemas que a su vez son más eficientes consumiendo menos”, aclara Brad Gammons.

En IBM se presentan como líderes en eficiencia energética, sobre todo en la refrigeración de servidores y en la reducción de consumo eléctrico en Data Centers. “Todas las grandes empresas desean que su DC sea más eficiente, como por ejemplo las telcos, y nosotros les hemos demostrado que nuestras soluciones son las más viables”.

Para Antonio Pires, “todo CIO necesita reducir su factura de la luz, pero sin que el rendimiento de su Data Center caiga y le ocasione problemas. La solución es ‘green technology’, que permite equilibrar estas magnitudes y que el gasto en energía eléctrica no supere a la inversión en informática”. En este sentido, todos los servidores de IBM están certificados con el distintivo Energy Star, uno de los estándares más importantes en eficiencia energética en lo que a quipos informáticos se refiere.

La solución es una red inteligente

Por otra parte, el concepto ‘smart grid’, hace alusión a una red inteligente, a una infraestructura inteligente que IBM propone como solución estrella para las utilities. ¿Cómo se consigue esto? Son diferentes áreas las que intervienen una Intelligent Utility Network, una red digital, la última gran infraestructura de la industria, que permite a IBM ofrecer una serie de servicios, como por ejemplo reconocer las direcciones IP de manera automática gracias a dispositivos específicos.

Las telcos son las grandes beneficiadas de servicios de este tipo, debido a que en pocos segundos conocen qué IPs son válidas y cuales no, obteniendo una visión más amplia de las cantidades enormes de datos que gestionan. “Evitar los embudos y ser eficientes es un modo de ahorrar energía. Con nuestra Solution Architecture for Energy, las compañías de este segmento disfrutan de un nuevo modo de almacenar los datos, totalmente basado en SOA y estándares abiertos, como ocurre con la red nacional italiana de electricidad Terna.

Máximo, visión global de activos

IBM aboga por la simplificación en la transferencia de datos y las arquitecturas orientadas a servicios, para lo cual Máximo (una herramienta de Tivoli Software) es la solución destacada por Antonio Pires para la gestión de activos. “En Francia se está utilizando en un centro de excelencia para la energía nuclear, donde obtienen una visión global de sus activos, de su infraestructura, etc.”. En este terreno, la supercomputación puede contribuir a aumentar el ciclo de vida de la planta en combinación con el software apropiado, pues se pueden incorporar tecnologías que permitan adelantarse al futuro y realizar predicciones.

En el Gigante Azul tampoco son ajenos a las oportunidades que implicará la virtualización en el camino para alcanzar unos departamentos de TI más verdes. La tecnología de moda optimiza el uso de los servidores al conseguir que varias aplicaciones corran sobre un mismo servidor. El acuerdo con el principal estandarte de esta tecnología, VMware, ha supuesto la comercialización de soluciones conjuntas de continuidad de negocio por parte de IBM.

Brad Gammons se muestra convencido de que la estrategia verde de IBM para las utilities es más económica que la de otros grandes proveedores que están orientando sus esfuerzos en el mismo camino, como Sun Microsystems. “Hemos demostrado nuestro liderazgo en todos los ámbitos: hardware, software y servicios y tenemos más recursos que ellos para hacer realidad la ‘Big Green’ que es IBM”, comenta a eWEEK

La ‘red de distribución inteligente’ está diseñada fundamentalmente para entornos críticos de trabajo 24×7, con elevadas exigencias en sus departamentos de TI. En cuanto a los niveles de procesos y gestión de servicios herramientas como Maximo aumentan la seguridad del entorno, garantiza las mejores prácticas en toda la red.
“Tradicionalmente está industria ha apostado por entornos propietarios, pero nuestra red facilita el despliegue de un entorno abierto en este sentido, facilitando la gestión de millones de dispositivos”, aclara Pires.

Compromiso global

Por su parte, Antonio Pires manifiesta que la investigación de IBM redunda en todos los campos, como en la creación de paneles solares, en sistemas de transporte inteligentes, en nanotecnología, en la protección del ciclo del agua (The Great Rivers Project), en simulaciones para predecir el tiempo y aprovechar mejor el rendimiento de los molinos de viento

Además, la compañía ha comprobado durante la elaboración de su último informe que los usuarios están acostumbrados a disponer de la información al instante y aconseja a las utilities que pongan en la mano de sus clientes herramientas que les permitan escoger entre diferentes tipos de energía renovables, fijar lo que quieren gastar y “personalizar el uso de la energía”, en palabras de Brad Gammons.

En IBM invierten al año 1.000 millones de dólares en recursos relacionados con las tecnologías verdes y han conseguido reducir en un 44 por ciento las emisiones de CO2 entre 1990 y 2006, mientras que el objetivo es reducir un 12 por ciento más entre 2005 y 2012… Una prueba más del gran compromiso verde que ha asumido IBM y no sólo a nivel interno.

Visión ecológica de IBM en las palabras del Vicepresidente de Energía y Utilities de la compañía. Ahorro energético, energías renovables, cambio climático

Fuente: techWEEK.es (www.techweek.es)


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*