La Bicicleta, clave para la sostenibilidad urbana



Bicicleta, clave para la sostenibilidad urbana

El ciclismo urbano es una tendencia en crecimiento, que se ha extendido a través de metrópolis alrededor del globo. Los expertos afirman que este medio de transporte es el medio para mejorar nuestra vida urbana, bajo tres ejes fundamentales: salud, economía y seguridad. Parecerá un simplismo que continúa repitiéndose al unísono, pero la realidad es que el ciclismo puede mejorar nuestra vida dentro de una ciudad de maneras que nunca hubiéramos sospechado. En todas partes del mundo se organizan con regularidad campañas impulsando el uso de la bicicleta. Pero, veamos una por una las razones y beneficios.

Cómo mejora la Salud

Para comenzar, debemos decir que el ciclismo es una de las maneras más fáciles de hacer ejercicio. Usted puede andar en bicicleta en casi cualquier lugar, en cualquier momento del año, y sin tener que gastar una fortuna como lo haría con implementos para ejercicio o un gimnasio. Por otra parte, no requiere de ningún tipo de aptitud especial o habilidad específica (como las que si requieren otros deportes).

De esta manera, mediante el ciclismo, usted puede aumentar su fuerza y tono muscular; ya que no involucra las piernas únicamente. El ciclismo aumenta la fuerza de una forma integral desde cada parte del cuerpo implicada. Con ello, mejora la función muscular general poco a poco, con poco riesgo de un exceso de ejercicio o tensión. Con un viaje regular en bicicleta, usted puede fortalecer los músculos de las piernas y es ideal para la movilidad de las articulaciones de la cadera y de la rodilla. Gradualmente comenzará a ver una mejora en el tono muscular de las piernas, los muslos, la parte trasera y las caderas.

Ahora, tener un bueno cuerpo no es todo lo que la bicicleta puede ofrecerle. Con el ciclismo usted puede aumentar la resistencia y su condición cardiovascular, ya que hace que el corazón lata de manera constante y ayuda a mejorar la aptitud cardiovascular, aumentando la frecuencia cardíaca para beneficiar la resistencia y la condición física. Así mismo, según la Asociación Médica Británica, andando en bicicleta sólo 32 km a la semana (a promedio de 4,5 km por día) puede reducir el riesgo de enfermedad coronaria en un 50%.

Por último, andar en bicicleta puede ayudarle a consumir calorías (aún más que el ciclismo estacionario por medio de bicicleta fija), aumentando su tasa metabólica. A su vez mejora la coordinación y reduce el estrés, combatiendo la depresión y mejorando el bienestar general y la autoestima. Todo ello sumado a la prevención del desarrollo prematuro de enfermedades.

En el eje de la Economía

Estos puntos son también ya conocidos. Los beneficios de las bicicletas se han elaborado sin descanso sobre ahorro de dinero en transporte motorizado, utilizan menos espacio y proporcionan un transporte eficiente con el consumo de combustible cero y cero emisiones de carbono. Pero hay más.

Recientemente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha realizado un estudio denominado “Desbloqueando nuevas oportunidades” donde se proyectó el modelo de “ciudad ciclista” de Copenhague. En la capital danesa, un 26% de los desplazamientos urbanos son realizados a través de medio de transporte. Como conclusión, la OMS ha realizado una proyección aplicando el modelo a todas las grandes ciudades europeas (una gran ciudad de cada uno de los países de la Oficina Regional para Europa), donde asegura que de ser conseguida dicha cifra, permitiría crear hasta 76.000 puestos de trabajo y evitaría cerca de 10 mil muertes (relacionadas principalmente a accidentes automovilísticos). Entre los puestos de empleo que se podrían crear, se establecen dentro de las categorías: talleres de reparaciones y mantenimiento, tiendas de ropa y accesorios para bicicletas y en estudios de desarrollo urbano, entre otros sectores.

Seguridad y contacto con la Ciudad

Mencionamos el estudio de la OMS, donde se toman en cuenta los accidentes automovilísticos. Pero hay un aspecto que ha quedado fuera y que en pocas oportunidades se menciona. El aspecto más significativo de la bicicleta, un factor que no puede ser cuantificado, pero tiene un valor infinito a los que luchan para mejorar sus comunidades es que la bicicleta es un instrumento de comprensión experiencial.

En una bicicleta, los ciudadanos experimentan su ciudad con una profunda intimidad, a menudo por primera vez. Para un automovilista, que periódicamente recorre entre 3 y 10 kilómetros, está poniendo un enorme muro entre él y su comunidad. En un coche, el mundo se reduce a una mera ecuación “¿cuál es la ruta más rápida desde A hacia B?”. Su entorno, los barrios que componen sus comunidades, la belleza de la arquitectura, los problemas sociales inmensos en las zonas damnificadas, las caras de los vecinos, todo esto comienza a sufrir de una falta de definición conceptual abstracta desde el asiento del conductor.

Sí, la bicicleta es una máquina increíblemente eficiente de transporte, pero en la ciudad es mucho más. La bicicleta es la nueva visión. Es una herramienta emocionante de comunicación, un dispositivo para experimentar la belleza y los males del contexto urbano. Allí se encuentra el arma secreta para un renacimiento del entorno y de la vida urbana. Reconocer las bondades de nuestra ciudad nos ayuda a concentrar esfuerzos en protegerlas. Y el conocer las injusticias y problemas nos provee de la primera herramienta necesaria para poder solucionarlas: experimentarlas de primera mano. Todo esto ayuda a una mayor y mejor cohesión social. Y por ello es clave para la vida urbana y constituye un punto que explícitamente remite al tema de la seguridad, no sólo desde el punto de vista del delito (que parece ser el que acostumbramos entender por el término “seguridad”); sino como plataforma para el cambio y la prevención de injusticias, impulsando una mejora general del cuerpo social en su conjunto. ¡Muchas excelentes razones para comenzar a pedalear!

Fuentes: SustainableCitiesCollective, BetterHealth Australia, Organización Mundial de la Salud (OMS), LaBioguía, British Medical Association.


Acerca de Natán Gasparotti 19 Articles
Ha estudiado Licenciado en Ciencias de la Comunicación en la UCSF. Fotógrafo, escritor y corrector; cuyos gustos diversos, curiosidad y sed de conocimiento lo han llevado a desempeñarse como escritor para redes de blog sobre temas de interés.

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*