Investigadores de la Hispalense aprovechan el metanol para producir hidrógeno



Investigadores de la Hispalense aprovechan el metanol para producir hidrógeno. Biocombustibles, hidrógeno, innovación

La Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa incentivó con 230.000 euros un proyecto de investigación liderado por expertos del Instituto de Ciencias de Materiales de Sevilla (Universidad de Sevilla-CSIC) para diseñar microrreactores capaces de generar hidrógeno a partir de diferentes alcoholes como etanol o metanol, entre otros.

Según una nota de ‘Andalucía investiga’, el proyecto, en el que participan investigadores de la Universidad Pública de Navarra y la Universidad del País Vasco, cuenta con un importante componente innovador, puesto que estos dispositivos “facilitan un transporte más limpio y una fuente de energía posible para ser utilizada en regiones de difícil acceso”.

“Estos microrreactores son muy limpios, y en poco espacio pueden hacer muchas cosas, de manera que, por ejemplo, llevamos una cantidad determinada de alcohol a un espacio determinado y allí podemos producir hidrógeno en donde, teóricamente, no podríamos”, aseguró el coordinador del proyecto, José Antonio Odriozola, quien aclaró que “para cada tipo de alcohol se puede diseñar un catalizador diferente”.

Los investigadores de la Hispalense lograron, a través de estos reactores diminutos, convertir etanol o metanol en hidrógeno tomando como referencia las diferentes reacciones químicas con agua y aire.

Para Odriozola, una de las cuestiones clave de este proceso es “afinar” el diseño de los microrreactores. “Un reactor convencional se somete en su vida útil a unas determinadas condiciones de producción y de temperatura que terminan deteriorándolo, mientras que en el caso del microrreactor, lo más costoso no es su producción, sino los errores que se deriven de su uso”, agregó.

“Por este motivo, el contenedor que alberga el microrreactor es tan importante como el contenido, puesto que el catalizador no puede fallar en los diferentes procesos”, explicó Odriozola. Por ello, uno de los objetivos del proyecto ‘Producción de Hidrógeno. Reactores de Microcanales’ se centra en el estudio e investigación del comportamiento de los materiales de construcción de dichos dispositivos, como metales, soldaduras, catalizadores e interfases metal/catalizador.

Ahorro energético

Por otro lado, y desde el punto de vista medioambiental, el coordinador del proyecto aseguró que al aumentar la selectividad de la reacción, la energía se produce de forma “más eficiente, y, con ello, al necesitar menos energía para las reacciones, hay un mayor ahorro en emisiones”.

Odriozola comparó este proceso con el mismo que utiliza el cuerpo humano a la hora de transformar el azúcar en energía, de manera que “si quemáramos todo el azúcar que ingerimos, terminaríamos ardiendo, y, por este motivo, el cuerpo humano tiene unos sistemas de regulación que compensa las reacciones con otras que consumen calor”.

En este proyecto, los microrreactores actúan como “intercambiadores de calor, con procesos autotérmicos que consumen energía y otros exotérmicos capaces de mantener sus propiedades”.

Investigadores de la Hispalense aprovechan el metanol para producir hidrógeno. Biocombustibles, hidrógeno, innovación

Temas relacionados: hidrógeno, biocombustibles, innovación, ciencia, empresa, proyecto de investigación, expertos, ciencias de materiales, microrreactores, generar hidrógeno, alcoholes, etanol, metanol, componente innovador, dispositivos, transporte más limpio, fuente de energía, regiones de difícil acceso, poco espacio, producir hidrógeno, diseñar un catalizador, reactores diminutos, reacciones químicas, agua y aire, reactor convencional, condiciones de producción, reactores de microcanales, estudio e investigación, comportamiento de los materiales, interfases metal/catalizador, medioambiental, selectividad de la reacción, energía más eficiente, menos energía, ahorro en emisiones, transformar el azúcar en energía, sistemas de regulación, reacciones que consumen calor, intercambiadores de calor, procesos autotérmicos, consumen energía, procesos exotérmicos, energías alternativas, ahorro energético, crisis energética mundial

Fuente: Emprendia (www.emprendia.es)


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*