Investigación para el futuro, por José Sarukhán*



Investigación para el futuro. Energía alternativas

Me refiero de nuevo a la cumbre energética organizada por las academias nacionales de Ciencias e Ingeniería de Estados Unidos, realizada hace unas semanas en Washington. En ella se cubrió una amplia gama de tópicos, como corresponde a una real visión de política energética para un país. Hoy tocaré entre esos tópicos, los referentes a los rumbos futuros de ciencia, tecnología e innovación energética.

El motor que impulsa la necesidad de incrementar esfuerzos en investigación e innovación tecnológica es el convencimiento de que EU debe confrontar la realidad de las circunstancias actuales energéticas: precios en aumento y dependencia de importaciones. Desde luego la médula de esta preocupación es en gran medida geopolítica. Sin embargo, está presente —aunque sea sutilmente— la convicción de que, crisis de energéticos o no, el planeta se acerca con rapidez a situaciones en que será incrementalmente más y más caro reparar los daños —actuales y más aún los potenciales— que el cambio climático está generando; y que sin una política agresiva de control de emisiones de carbono por parte de este país, no habrá manera de lograr la colaboración más efectiva de dos países cruciales para el futuro del cambio climático: China e India. China está generando cada año la electricidad equivalente al total anual de la de España.

El reto consiste en la transformación de una economía dependiente de combustibles fósiles (especialmente en transporte y generación eléctrica) con altas emisiones de carbón, a una que use energía de manera más eficiente, promueva activamente la producción de fuentes alternativas de energéticos neutrales en emisiones de carbón o las genere a niveles muy bajos.

El subsecretario de Estado para Ciencia, Raymond Orbach, inició su presentación con dos declaraciones interesantes: 1) las tecnologías e infraestructuras energéticas actuales se basan en tecnologías y descubrimientos del siglo XIX (el motor de combustión interna, la lámpara incandescente y la corriente alterna), y 2) es necesario aprender de la forma como funciona la naturaleza para diseñar rutas innovadoras de energía. Describió los siguientes requerimientos básicos de investigación en los siguientes campos, entre otros: 1) economía del hidrógeno, 2) energía solar (el Sol provee tanta energía en una hora como la utilizada en el planeta en un año, sin embargo menos de 0.1% de la energía que usamos tiene este origen), 3) superconductividad, 4) iluminación basada en estado sólido, 5) sistemas avanzados de energía nuclear, 6) geociencias, 7) almacenamiento de energía eléctrica, 8) catálisis aplicada a energía, y 9) combustibles más eficientes para el transporte. El espacio no me permite describir el desarrollo ya existente de estos campos, que prevendrían los comentarios de que se trata de “ciencia-ficción”, por parte de algunos de los potenciales participantes en los debates del Congreso en México. Estos logros se han dado a pesar de que la inversión federal de EU en energía (no ligada a defensa) se ha reducido, según la NSF, de casi 7 mil millones de dólares en 1980 (en dólares del 2000) a sólo mil millones en 2006.

La participación de los grandes capitales privados (que son normalmente innovadores) fue muy interesante. Los representantes de Google describieron sus dos principales intereses de inversión en nuevas formas de energía, con la meta inmediata de producir un gigawatt de forma más barata que el carbón y totalmente limpia: sistemas mejorados de geotermia y autos híbridos recargables.

Para un análisis adicional de las necesidades de investigación en energía, recomiendo a los lectores interesados el artículo de Peter Ogden et al. 2008. “A new strategy to spur energy innovation. Issues in Science and Technology”, Vol. 24, 35-44, al cual no puedo hacer mayor referencia debido al espacio. A petición de varios amables lectores incluyo el sitio web donde se pueden consultar todas las ponencias de la cumbre energética organizada por la NAS: www.nationalacademies.org/energy.

En mis próximas colaboraciones tocaré otros aspectos relacionados a los componentes económicos y sociales del tema.

* Investigador del Instituto de Ecología de la UNAM

Temas relacionados: energías limpias, investigación, innovación tecnológica, ciencia, tecnología, innovación energética, crisis de energéticos, cambio climático, emisión de carbono, fuentes alternativas de energías, infraestructuras energéticas, motor de combustión interna, lámpara incandescente, corriente alterna, economía del hidrógeno, energía solar, superconductividad, iluminación basada en estado sólido, sistemas avanzados de energía nuclear, geociencias, almacenamiento de energía eléctrica, catálisis aplicada a energía, geotermia, autos híbridos recargables, Google

Fuente: El Universal (www.eluniversal.com.mx)


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*